El ayer y el hoy de la animación de Azerbaiyán

La creación de películas animadas en Azerbaiyán coincide con el comienzo de la década de 1930 del siglo XX. Aun en el año de 1933, el personal del estudio “Azerbaiyánfilm” habían llevado a cabo de antemano los trabajos preparatorios para la producción de este tipo de cine y habían traído equipo necesario de Moscú. Mientras ellos filmaban películas documentales “Lokbatan” y “La sintonía de petróleo” en el mismo año, habían usado la animación técnica. Y en la película instructiva “Cat” la animación se había utilizado en su totalidad. La película fue mostrada en las pantallas de toda la Unión hasta el año de 1938.

Antes de la Gran Guerra Patria en el estudio estaba teniendo lugar la preparación para el rodaje de segunda película de dibujos animados. La película se llamaba: "Simbad es un viajero del mar". Esto debería haber sido una película de sonido. Pero en relación con el estallido de la guerra los trabajos estuvieron inacabados. Cabe señalar que, más tarde en el estudio cinematográfico, se utilizaron dibujos animados en el rodaje de cientos de películas de divulgación científica y documentales.

Con la producción de “El Oso y el ratón” comenzó el segundo período de la historia de películas de dibujos animados en Azerbaiyán. Nazim Mammadov era director de cine, artista y multiplicador de la película.

El director del estudio “Azanfilm” Elchin Hami Ajundov nos habló sobre los efectos de la animación en el público, especialmente en los menores:      

En la actualidad, dado que en Azerbaiyán no hay suficientes películas de dibujos animados, los niños se ven obligados a ver películas de Rusia, Turquía y otros países.   Yo diría que no hay sustituto para el valor educativo de películas animadas. Porque el niño está frente a la televisión desde que abre los ojos al mundo y nosotros, precisamente gracias a tales películas podemos educar a los niños con un espíritu nacional. 

OTROS ARTÍCULOS