3 por ciento del Tesoro de la Memoria del Mundo pertenece a Azerbaiyán

3 por ciento del Tesoro de la Memoria del Mundo pertenece a Azerbaiyán

Los numerosos manuscritos valiosos que pertenecen a los científicos, pensadores, filósofos y poetas de Azerbaiyán medieval hoy se conservan en las bibliotecas de los países diferentes del mundo. Ya que Azerbaiyán en los siglos medievales fue el punto de intersección entre Occidente y Oriente, nuestros manuscritos históricos se encuentran actualmente tanto en Europa como en Asia.    

Los manuscritos de Azerbaiyán se conservan más en las bibliotecas y los museos más famosos de los países como Irán, Turquía en Asia y en algunas ciudades como Moscú, San Petersburgo, Londres, París, Dublín, Berlín, Dresde, el Vaticano, Viena, Praga, Sarajevo y Upsala en Europa. También, en los archivos de las ciudades como El Cairo, Taskent, Dushanbe, Calcuta, Lucknow, Daca, Punyab hay los manuscritos raros pertenecientes a los siglos medievales de Azerbaiyán.

El destino futuro del manuscrito desaparecido durante mucho tiempo sigue siendo un misterio para los investigadores también. Se sabe que, el manuscrito raro de "Jamsa" fue traído a San Petersburgo por el comerciante iraní y fue vendido a un alemán que se llamaba Stieglitz. Solo después de la revolución de 1917 fue traído al Ermitaje Estatal. Es imposible terminar de enumerar tales hechos. Aunque no se sabe el número concreto de los manuscritos conservados en los archivos y en las bibliotecas del mundo, no hay ningún tipo de duda de que son más de 10.000. Los manuscritos de Azerbaiyán constituyen alrededor de un 3 por ciento de los manuscritos incluídos en el Tesoro de la Memoria del Mundo. Es decir, tres por ciento de los documentos escritos más importantes de la historia mundial pertenece a nosotros.

También, uno de los países donde se conservan los manuscritos de Azerbaiyán es El Vaticano.

Prof. Farid Alakbarli reveló 85 documentos raros relacionados con Azerbaiyán en la Biblioteca Vaticana y Archivo Secreto del Vaticano. Aquellos documentos abarcan los siglos X-XX, es decir el período de mil años de nuestra historia. La mayoría de estos documentos son las correspondencias del estado Ilkanato, los Aq Qoyunlu, los Qara Qoyunlu, el estado Safaví, las tribus Qaramanlí, Afshar, Qayar con los papas de Roma. Naturalmente que en la Biblioteca y Archivo Secreto del Vaticano, por lo general, se revelan correspondencias oficiales. Porque la función principal de aquella biblioteca es conservar los documentos oficiales relacionados con las relaciones interestatales desde aquel período hasta ahora. De acuerdo con las hipótesis, si las correspondencias en la Biblioteca y Archivos Secretos del Vaticano no se mantienen en secreto y se dan a conocer al público, entonces todo el mundo puede ahogarse en la vorágine política, en el mejor de los casos, puede empezar la Tercera Guerra Mundial.         

Y la mayoría de los manuscritos conservados en la Biblioteca Apostólica Vaticana son las obras científicas y literarias de los científicos y pensadores de los distintos países.  Prof. Farid Alakbarli reveló 65 documentos relacionados con Azerbaiyán en esa biblioteca. Entre ellos hay "Kitabi - Sihri" de Abdul Mayid Shirvani, el comentario de la obra de Abdul Vahhab Zanyani sobre la gramatica árabe y los manuscritos de Yalaladdin-e-Tabrizi, Ali Shirvani, Yusif Qaramani y Ibrahim Zanyani que son acerca de los temas científicos.  

Y Phd y orientalista Sanan Ibrahimov valoró como golpe al patrimonio cultural  conservar los manuscritos raros relacionados con nuestra historia y cultura no en Azerbaiyán sino en los otros países:  

"El patrimonio literario de Yusif Qarabagi está en Oxford. Las obras de casi todos los clásicos se conservan no en nuestro país sino en los países extranjeros. Por ejemplo, podemos mencionar Nizami, Fuzuli, Felequi Shirvani, Shah Qasim Anvar, etc. Desafortunadamente, no pudimos traer al país ni uno de los manuscritos raros pertenecientes a ellos. Todos esos manuscritos son nuestro patrimonio nacional y espiritual. Todos ellos son una parte de nuestra historia. Sin embargo, el Instituto de Manuscritos se dedica a este trabajo seriamente, trae los documentos y manuscritos relacionados con Azerbaiyán incluso de la lejana India. Pero todavía queda mucho trabajo por hacer. No es suficiente el número de los expertos para este trabajo. Imagínese usted que en 1828 cuando los rusos ocuparon a Azerbaiyán transportaron los manuscritos de los safávidas en las bibliotecas en Ardabil en las carretas de bueyes. Los historiadores escriben que incluso bueyes no podían arrastrar esos manuscritos".

OTROS ARTÍCULOS