La ciudad de Dios

Bakú fue fundada en el siglo V. La ciudad que es la capital de Azerbaiyán fue el centro del estado de Shirvanshah, el janato de Bakú y de la provincia de Bakú de Rusia.

La construcción más antigua de Bakú que había llegado a nuestro tiempo es la parte fundacional de la torre de la Doncella. Y después de que los Shirvanshah trasladaron su residencia de Shamaji a Bakú en el siglo XV, había comenzado un nuevo periodo en la vida de la parte antigua de la ciudad que se llama Gala.

El desarrollo de la industria petrolera en la península de Absheron en el siglo XIX reavivó la vida social y cultural de la ciudad. El rápido desarrollo económico de la ciudad creó condiciones para que Immanuel Nobel, Haji Zeynalabdin Taghiyev, Musa Naghiyev, Murtuza Mujtarov, Shamsi Asadullayev y otros millonarios realizaran gran inversiones en la ciudad, y se construyeron numerosos edificios y complejos nuevos. Bajo las órdenes de filántropos se construyeron muchas escuelas, hospitales y edificios residenciales en las ciudades de Azerbaiyán.

Hay varios puntos de vista sobre la etimología de Bakú. En persa, como la primera forma de este nombre se usó la palabra Baqavan. Esta palabra se traduce como la ciudad de Dios. Otra etimología del nombre de Bakú en fuentes persa es la ciudad de Vientos que se escribe como Bād-Kube (باد-کوبه). Ya que la ciudad de Bakú se fundó en el siglo V después de Cristo se supone que la palabra “Badükübə” se usa desde ese momento.   

Los materiales arqueológicos encontrados en el territorio de la península de Absheron demuestran que esta área es un asentamiento. En Pirallahi, alrededor del lago Zigh, Shuvelan, Binagadi, Amiryan y otros lugares fueron encontrados los monumentos arqueológicos que pertenecen a los siglos III-I antes de Cristo. Algunos investigadores identifican Bakú con Gaytara (Gangara), Albana, Baruka, etc. El tesoro sasánida de los siglos V-VII encontrado en Bakú prueba que entonces esta área era un asentamiento. Históricamente, Bakú era una de las ciudades más grandes del este. La producción de petróleo y sal fueron los principales campos de la economía de la ciudad. Según Abu Dulaf (siglo X), los ingresos de los dos yacimientos petroleros en Bakú eran casi iguales a 720 000 dírhams al año. Desarrollo de las relaciones feudales, el comercio y la artesanía creó condiciones para la prosperidad de la ciudad. Bakú que estaba en la encrucijada del comercio mundial jugó un papel importante en las relaciones comerciales entre los países del este y del oeste. Los comerciantes jázaros, eslavos, bizantinos, chinos, iraquíes, sirianos, genoveses, venecianos, iraníes e indianos viajaron a Bakú.  

Bakú ya era popular como una ciudad portuaria desde el siglo X. 

En el centro de Bakú se sitúa Icherisheher que ocupa 22 hectáreas. En Icherisheher hay más de 50 monumentos históricos y arquitectónicos de varias épocas. El Palacio de Shirvanshahs, la torre de la Doncella y Siniggala se encuentran entre los monumentos preservados hasta el día de hoy.


OTROS ARTÍCULOS