El lugar de culto de los adoradores del fuego

¿Qué era lo que vinculaba al genio químico Mendeléyev con Ateshgah?

Al entrar por el portón, como si tuvieras que seguir instintivamente las huellas de Zoroastro. Nuestro sistema de memoria que es varios miles de años mayor que nosotros, conoce estas huellas, el mismo sistema nos lleva a algún lugar. Aquí es Ateshgah, los zoroastrianos son devotos de este hogar, templo del fuego fundado en los siglos II-III. Este lugar tiene su mística, su magia propia. Cada piedra, al parecer,  saluda a la persona desde esa parte de la historia.  

En la actualidad, en Azerbaiyán hay aproximadamente 500 zoroastrianos, y en el mundo su número es hasta 200 mil. Ellos principalmente viven en India y en Irán. En la fiesta de Novruz ellos llegan aquí, hacen oraciones y dan limosna alrededor del fuego en la capilla central. Y la limosna consiste principalmente en frutas. Del Avesta sabemos que la manzana, la pera, así como otras frutas se consideran santos para los seguidores de Zaratustra.  

Sobre las celdas hay 20 inscripciones antiguas, 19 de ellas están en antiguo idioma sánscrito y una está en persa. En las inscripciones se mencionan los nombres de comerciantes ricos por los cuales fue construido el templo. Aquí vamos a prestar atención a un detalle fino. Por lo tanto, la mayoría no diferencia los ignícolas con los zoroastrianos. Pero hay una diferencia fundamental entre ellos. Los zoroastianos valora el fuego como medio de comunicación con Dios, por esta razón, lo consideran santo. Y los ignícolas ven fuego directamente como Dios.  

Mencionemos que los peregrinos que querían venir a Ateshgah eran principalmente los indios ricos. De acuerdo con sus perspectivas religiosas, pasar los ultimos años de su vida y morirse aquí significaba ir al paraíso. Por lo tanto, los ricos emires indios, como dicen, pasaban por Surajani para ir al otro mundo. La etimología del nombre del pueblo de Emirdzhan está precisamente relacionada con este hecho. Los emires ricos recorridos largo camino, antes de ir a su templo santo quedaban en este pueblo por un tiempo, después de purificarse iban a Ateshgah. En este sentido se supone que la palabra Emirdzhan fue derivada de la expresión "... que mantiene a los emires".

El escritor francés Alejandro Dumas y el gran científico ruso Mendeléyev también habían estado en este templo. Mendeléyev y el zar ruso Alejandro III en las cartas escritas a sus familias señalaron que no había análogo de este templo en el mundo. Y el hecho de que el gran científico ruso Mendeléyev que se considera el fundador de la ciencia química moderna está relacionado con la construcción de la planta de queroseno en 1855. En la planta construida detrás del templo, Mendeléyev daba consejos sobre la utilización correcta y no malversación del petróleo y ayudaba al trabajo de la fábrica.   

Desafortunadamente, el lugar donde quedaba el gran científico y el laboratorio donde trabajaba alrededor de Ateshgah fue destruido más tarde. En la actualidad, en esos lugares existen las casas residenciales y los edificios diferentes. Y de la planta de queroseno quedan solo, como se dice, los "recuerdos". También, es un hecho conocido que el gran químico había preparado la tabla periódica de los elementos después de verla en el sueño. A pesar de que nosotros nos preguntamos a guía "¿tal vez, gracias a la mística única de Ateshgah, él vio aquel sueño precisamente aquí?", no recibimos la respuesta de confirmación. La señora dijo que Mendeléyev no vio aquel sueño universal aquí. Pero quien sabe, acaso el químico no quiso relacionar su descubierto famoso no con Azerbaiyán sino con Rusia.

El empleado del templo de Ateshgah anunció un hecho relacionado con la época moderna: "Se sabe que cada año en la fiesta de Novruz la llama festiva se toma de aquí con la ceremonia especial y se lleva a Icherisheher. También, ya que los Primeros Juegos Europeos se celebraban en Bakú, la antorcha olímpica se había encendido aquí. A partir de entonces, no importa en qué país se celebrarán los Juegos Europeos, la antorcha olímpica se encenderá aquí. Al igual que la antorcha de los Juegos Olímpicos de Verano se enciende en el monte Olimpo de Grecia, también la antorcha de los Juegos Europeos se encenderán en Ateshgah".

En la fiesta de Novruz más visitantes vienen a Ateshgah. En Novruz el aura de este lugar como si es diferente, más mágico y misterioso. En Novruz también los que vienen de India e Irán son la mayoría. Entre ellos hay zoroastrianos también. Ellos se acercan a la capilla central  en el patio del templo, hacen sus oraciones y dan frutas como limosna al fuego. También hay que señalar que, shekerbura, pajlava y gogal que están sobre las mesas de todo el mundo en Novruz son los símbolos de zoroastrismo. Los portadores de esta religión, junto con el fuego consideraban santos el Sol y cueropos celestes también. Por lo tanto, ellos comparaban shekerbura con la Luna, gogal con el Sol y pajlava con las estrellas.

 

 

OTROS ARTÍCULOS